10/03/2024 - OPINIÓN
EL CONCEPTO MÁS REPETIDO FUE EL DEL AJUSTE, UNA PALABRA QUE EN LA ARGENTINA NO PRECISA DE SUBTITULADO

El concepto más repetido fue el del ajuste, una palabra que en la Argentina no precisa de subtitulado. El ajuste no le llega a la casta, ni a los ricos. No toca a las grandes empresas ni alcanza la especulación financiera, que genera un trabajo ínfimo, y aspira de manera adictiva el resultado del esfuerzo de los que producen. La hecatombe desatada el 10 de diciembre, con la asunción de Javier Milei, no reconoce antecedentes en tiempos democráticos, en cuanto a la velocidad del intento de reconfigurar la sociedad, su matriz de de distribución del ingreso y hasta las relaciones políticas, sociales y culturales. LEER MÁS ....


 




Ciertamente había una base en la cuál asestar el golpe que pretenden sea definitivo para los intereses populares que, en esa línea, deben sacrificar sus ingresos en el altar del mercado. Porque no hay plata.


La base estaba, en la mirada retrospectiva corta, en los 8 años de pérdida de poder adquisitivo de los trabajadores y sectores medios, que no hicieron más que confirmar el proceso de concentración de los ingresos en cada vez menos manos. Mauricio Macri y Alberto Fernández, de alguna manera comparten el marco que le dio a Milei la posibilidad de enfrentar a “la casta”.


La autopercepción del Presidente, que lo ubica por fuera de esa definición, le duró menos que las lealtades al interior de La Libertad Avanza, pero es todavía el caballito argumental con el que atraviesa el campo árido de sus propias decisiones.


La mirada extendida hay que llevarla al menos medio siglo atrás, con el comienzo de la dictadura cívico-militar, tras el Golpe del 24 de marzo de 1976. El proceso de valorización financiera, con su eje de desindustrialización y apertura de la economía, su timba de endeudamiento y fuga, puso en marcha un proceso que de alguna manera continúa.


Los rebotes de las crisis de 1989-1990, con la hiperinflación del final del gobierno de Raúl Alfonsín y la llegada de Carlos Menem; el estallido del fin de la Convertibilidad y la salida anticipada de Fernando De la Rúa en medio de masacre de diciembre de 2001, marcaron el fin de una era.


Mauricio Macri, con la vuelta al Fondo Monetario Internacional (FMI), hace una combinación de las experiencias anteriores e introduce el esquema de apertura casi total, en un contexto en que el mundo ensayaba nuevos realineamientos.


Todas esas etapas dejaron un sedimento estructural que no se logró dar vuelta durante los gobiernos kirchneristas: la concentración de la riqueza, pese a los intentos de redistribución progresiva del ingreso; un esquema de extranjerización de la economía que condiciona y agrava, en tiempos de escasez de divisas, el límite que impone la llamada restricción externa.


Trabajar para que igual no alcance


La vinculación de los trabajadores con la dificultad para sostener una vida digna en términos de remuneración no es novedad exclusiva de Milei. En otros tiempos, que las nuevas generaciones ni conocieron, el tener trabajo en la Argentina implicaba estar por encima de la línea de la pobreza. 


El experimento libertario, con toda la explicación que se ensaya en estos días, exacerba esa realidad y la potencia como amenaza extra al fenómeno que vuelve a asolar el panorama: el desempleo.


La esfera de los simbolismos se completó en la semana con la novedad del cambio de nombre del Salón de las Mujeres al de Salón de los Próceres. En el acto, anunciado por el vocero Manuel Adorni y difundido a través de un video en redes sociales relatado por Karina Milei, se ve al único prócer del Siglo 20 elegido para decorar el espacio.


Es Carlos Menem, también mencionado por Milei en su discurso de la Asamblea Legislativa, el padre que ya no está de la criatura. Un Conan de la política, con quien el Presidente debe hablar acaso a través de Domingo Cavallo, que estos días hasta le advirtió al economista del peligro inflacionario.


La historia es circular.


distribución del ingreso y hasta las relaciones políticas, sociales y culturales.

NOTA EDITORIAL POR PABLO MERCADO



BUENO, BONITO, BONAERENSE


EL CARTERO DE PINAMAR
Propietaria: Virginia F. Visaggio
Celular de contacto: 2267 439493
Director responsable: Angel Visaggio
Edición: Domingo 14 de Julio de 2024 NÚMERO
Solis 646 - Pinamar - Provincia de Buenos Aires
Registro DNDA RE-2023-61993578-APN-DNDA#MJ